Un mapache le devoró su cara pero 11 años después algo cambió

11 años después su sueño se hace realidad

Charlotte Ponce tenía tan solo 3 meses cuando sufrió un terrible incidente del que se acordaría cada vez que se mirara al espejo por el resto de su vida. 

Sus padres la dejaron durmiendo en su cunita con su biberón con leche. Luego se supo que Charlotte tenía leche en su cara, lo que hizo que la mascota de la familia, un mapache, se subiera a la cunita atraído por ese olor. Entonces sucedió lo impensable: el mapache empezó a comerse la carita de Charlotte.

La niña perdió su oreja derecha, nariz, labio superior y partes de su mejilla derecha durante el terrible ataque del animal.

niño mapache comer cara dolor sueño