Esta perrita estaba atada en un parque y ahora no deja de abrazar a sus nuevos dueños

Hermosa historia

Lilybug fue hallada en un parque de juegos cuando era solo una cachorrita. El grupo de rescate, llamado Mr. Bones and Co., se enteró de su historia y la inscribió en el programa de adopción “One Lucky Pup”. Marisa Grimshaw, directora ejecutiva de la fundación, se enamoró perdidamente de Lilybug.

Así que Marisa la adoptó, y la pit bull se enamoró de los humanos que conocía y comenzó a repartir abrazos. Eventualmente, se ganó el apodo de la “pit bull de los abrazos”.A pesar de ser abandonada tan joven, la perra ha sido capaz de darle amor a todas las personas que conoce.

 ¡Aprende más sobre esta bella perra a continuación! 

perrita parque dueños abrazar atada amor